Demuestran especialistas la alternativa de la orientación y la atención emocional por medios virtuales

La temática correspondió al cuarto conversatorio del Pre Congreso Habilidades para la vida en tiempo de crisis

 

El cuarto conversatorio del Pre Congreso Habilidades para la vida en tiempo de crisis abordó un tema controversial bajo el tema Acompañamiento y consejería a distancia, donde participaron la maestra Yasmín Evelia González Gaxiola, especialista en Desarrollo Humano y Facilitación de Grupos y profesora investigadora de tiempo completo en el Departamento de la Salud del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) y la maestra Laura Elena González Mora, experta en Tecnologías para el Aprendizaje, encargada de la Coordinación de Prevención del Delito Cibernético de la Dirección General de Inteligencia Política Criminal y Prevención del Delito, de la Fiscalía del Estado de Jalisco.

Durante la dinámica, dirigida a tutores y orientadores educativos de las preparatorias del Sistema de Educación Media Superior (SEMS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), González Gaxiola detalló en las alternativas de asesoría emocional con la posibilidad de entablar terapias y consejería por medio de canales virtuales como las videollamadas. Subrayó que para emplear estas opciones es importante crear ambientes amigables donde se logren crear lazos de comunicación eficaz a pesar de la distancia.

Agregó que: “la psicoterapia debe considerar la coherencia de mensajes verbales y no verbales, la adecuación de las condiciones del entorno donde se desarrolla, el basarse en la ética del psicólogo y los reglamentos estipulados de manera previa y considerar el tipo de paciente que se atenderá si será individual, familiar, grupal o de pareja. Cuando esto se lleva a cabo en línea es necesario generar todas las situaciones de importancia para no afectar la comunicación en la terapia”.

Especificó que cuando se desarrolla una asesoría por esta modalidad, el paciente debe sentir comodidad, por lo que quien atenderá el ejercicio debe conocer adecuadamente la herramienta para evitar contratiempos técnicos, ser flexible en el enfoque de la terapia y aprovechar las ventajas que esto genera como: facilidad y rapidez en la comunicación, la reducción en tiempos de traslado, la regularidad en la atención y la disponibilidad de información complementaria que puede buscarse en línea.

Reconoció que si bien la dinámica tiene grandes beneficios, también se cuenta con barreras que puedan limitar la optimización de los resultados, entre las que nombró: la poca investigación en México con respecto a las ventajas que tienen este tipo de alternativas y la delimitación de los canales de comunicación que se tienen con el paciente, ya que el terapeuta se limita al campo de visión de la cámara por lo que empobrece la expresión corporal por la falta del contacto físico.

Por su parte, González Mora rescató la intervención de su predecesora y aseguró que para entablar este tipo de opciones es importante que, tanto los profesionales de la salud mental así como los pacientes y los centros educativos, consideren la importancia que tiene la interrelación de personas en los entornos digitales, ya que el permitir el acceso a la cámara, al micrófono y otros datos personales propicia el compartir información íntima que es de gran valor entre delincuentes que navegan por el ciberespacio, así como de empresas que generan ganancias al comerciar con datos.

Entre las recomendaciones que externó, recalcó el utilizar adecuadamente el antivirus en los equipos de cómputo para limitar las posibilidades de perder información, así como controlar de manera adecuada las contraseñas, “estos candados son en beneficio propio, ya que resguardan información sensible en garantía de nuestra identidad”. Expuso que la interacción de las personas en línea no está garantizada si los equipos que se utilizan no están seguros y detalló que también en relevante conocer a fondo lo que solicitan las aplicaciones para su uso.

“Conocer las plataformas que manipularemos nos ayudará como mecanismo de seguridad porque al tener en cuenta la manera en la que trabajan nos orilla a tomar decisiones asertivas. En Internet es muy común dar información cuando no debería ser así, por las calles no caminamos diciéndoles a todos cuándo nacimos o nuestro nombre completo, entonces preguntémonos ¿por qué sí hacerlo con aplicaciones web? Es importante plantear las reglas propias con las que trabajaremos: qué información me piden y si estoy abierto a brindarla, qué imágenes se solicitarán, qué documentos personales, etcétera. La seguridad en línea no es cosa de juego”.

Cabe señalar que esta actividad se desarrolla en conjunto entre el SEMS a través de su Coordinación de Apoyos Académicos, así como la Coordinación de Servicios Estudiantiles (CSE), la Coordinación General de Servicios Universitarios (CGSU) y la Coordinación General Académica y de Innovación (CGAI) de la UdeG. En esta emisión la moderadora de la dinámica fue la maestra Lorena Noemí Prieto Mendoza, jefa de la Unidad de Orientación Educativa.

 

  • Boletín Informativo No. 154
    Víctor Rivera
    Miércoles 17 de Junio de 2020
    Guadalajara, Jalisco
    Fotografía: Víctor Rivera