“La lectura es un diálogo que no acaba nunca”; Elia Barceló

La autora española abrió el programa virtual de Ecos de la FIL en su conversación sobre literatura y feminismo

Símbolos destacados que han reconocido a la Preparatoria de Tecolotlán de la Universidad de Guadalajara (UdeG) viajaron hasta la residencia de la autora española Elia Barceló, como agradecimiento de la plática que la autora de libros, como El efecto Frankestein (2019), ofreció este día para abrir el programa Ecos de la FIL de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Durante la conversación, estudiantes del plantel del Sistema de Educación Media Superior (SEMS) emularon a algunos de los personajes que habitan en la obra de Barceló y a través de ideas plasmadas en una suerte de epístola hicieron una comparativa entre las temáticas que tocan sus libros frente a la realidad mexicana en torno al abuso sexual, la explotación de menores y la trata de blancas, entre otras.

En una dinámica de pregunta-respuesta, la escritora recordó su infancia-juventud cuando era lectora asidua de ciencia ficción, y pensaba en la posibilidad de vivir algo similar a esto: “ahora estamos viéndonos con dos latitudes distintas, allá ustedes de día con luz de sol, mientras yo en Austria notando la caída de la noche… esto es parecido a la magia. Hablando a la distancia me hace recordar la obra de Julio Verne”.

Ante una pregunta sobre su postura ante el feminismo, Barceló destacó que éste es una actitud natural de la humanidad, no desde un concepto de género, “es una cuestión de dignidad. No es cosa de mujeres sino de personas inteligentes que aspiran a construir una sociedad igualitaria y equitativa. Somos seres humanos”.

Añadió que este momento es el idóneo para no seguir bajo la línea de “hacer como si no pasara nada” y ejemplificó que históricamente el género masculino actúa de forma muy temerosa: “siempre nos llevaron a ser como enemigas y rivales de otras mujeres, sin embargo hemos descubierto la sororidad, que es apoyarnos entre nosotras y otra ventaja es cuando nos apoyamos entre todos —hombres y mujeres—, es otro momento y es de cambio. El coronavirus ha matado menos gente que el machismo y el patriarcado”.

Sobre su obra puntualizó que ella se ve reflejada en sus personajes, ya que nacen de sí misma, de sus lecturas, de su derredor: “siempre me proyecto en mujeres que tratan de hacer una sociedad mejor. En ese punto, considero que la literatura es un ejercicio que no se enseña, se contagia: me parece que no hay algo más bonito que los libros. Cuando leemos colaboramos con el autor al construir una realidad en nuestra imaginación. La lectura es un diálogo que no acaba nunca”.

  • Boletín Informativo No. 333
    Víctor Rivera
    Lunes 30 de Noviembre de 2020
    Guadalajara, Jalisco
    Fotografía: DCS del SEMS